miércoles, 25 de marzo de 2015

PROCESOS IV

Cuando pienso en lo que quiero contar con mis ilustraciones, siempre acabo donde comencé: en lo literario.
La ilustración, tradicionalmente, ha sido una parte de las artes aplicadas, la imagen se ajustaba a lo que contaba el texto para completar su significado. Sin embargo, en este proceso no parto de un texto, o aunque haya tomado como punto de partida algún fragmento de alguna novela como detonante de la creación de la primera imagen, en proceso es a la inversa. Hay una inquietud a la que voy dando forma, una serie de miedos secretos que voy traduciendo en imágenes, como si de sueños se tratasen. Lo literario prescinde de la palabra, más tarde tocará encontrarla en este juego de despistes.