lunes, 9 de marzo de 2015

LECTURA EN EL BRITISH SCHOOL

Gracias a mis queridas libreras de cabecera, Raquel y Maider, de librería Chundarata, tuve la suerte de hacer una sesión de taller y lectura en el British School de Pamplona.
Con mis lecturas pretendo que los peques aprecien los colores de las frutas y hortalizas tanto con los ojos, como con la memoria y la imaginación. Intentamos observar y distinguir cómo los colores cambian según incida la luz, incluso según nuestros juicios previos. Así como una naranja no es sólo de ese color, sino que tiene verdes, amarillos, blancos o marrones, los colores que recordamos, como el agua de la piscina o el color del sol, dependen de más factores que el color en si mismo. Es importante escuchar cómo perciben nuestros compañeros el mundo que les rodea, porque nuestra propia visión se amplía con la suma de pareceres. El espíritu científico está presente en nuestras sesiones, y no debemos conformarnos con lo que nos dice nuestra intuición, debemos examinar cada pieza por dentro y por fuera; analizar su forma, texturas, olor y los más animados, su sabor. A partir de la observación, dibujamos aquello que hemos experimentado, y en cada sesión aprendemos algo nuevo con los personajes Pon y  Morty de mi libro "Color en la cocina."