jueves, 3 de abril de 2014

OXIDO II: COLLAGE



El proceso de preparar una ilustración sobre un texto propio es arduo, diría que tanto o más que de un texto ajeno, porque el abanico de posibilidades que se abren cuando pone sobre la mesa la propia simbología, obliga a tomar decisiones, sacrificar unas cosas e incluir otras. Mientras selecciono la información importante para no resultar demasiado críptica, me lo paso en grande por el camino.